La Ropateca. El Armario de la Comunidad.

 Ropa, la que necesites. Cuando la necesites.


la ropateca - el armario de la comunidad


Ahh... llevaba tiempo sin mejorar el mundo en mi imaginación. Sin escaparme de la limitada realidad y tocar la infinita abundancia. Y llevaba también mucho tiempo con esta idea en la cabeza. Tanto tiempo, como tentador ver el dominio libre y no comprarlo. www.laropateca.com, ¿te animas? ;)


Aunque mi tendencia es necesitar menos y por tanto, comprar menos, cuando paseo cerca de algunas tiendas, veo prendas con tejidos naturales, con colores y formas bonitas que atrapan mi atención... quiero poseerlas. 


Una vez oí a Sadhguru algo sobre nuestra naturaleza humana en consonancia con la naturaleza del universo: su tendencia es expandirse y unirse. Por eso, siempre queremos más, tenemos una fuerza interior y una ambición a progresar profesionalmente, a ganar más, a acumular, a emparejarnos, a unirnos... 


Desde luego otra cosa es diferenciar sobre qué decidimos expandirnos y unirnos, que realmente nos haga sentir plenos. 


Mientras llega la Iluminación, vivo en el mundo material con mis deseos y necesidades materiales como el resto de mortales. Entre el hedonismo y el ascetismo, ambos extremos, descansa la virtud del camino del medio. Ese, sobre el que he decidido transitar.



Gracias a la imaginación, reconcilio los valores que quiero cultivar y los impulsos que siento dentro de mí. 



¿Te imaginas tener toda la ropa que quieras, siempre? ¿Todo lo que necesites? ¿Cuando lo necesites?


Me gusta el acto de vestirme y me gusta expresar quién soy a través de la ropa. Esto cambia con los años. Probablemente de una estación a otra. Entre medias, surgen celebraciones de un sólo día y también quiero vestirme para la ocasión. 


Por otro lado, con sólo ver una tienda de un vistazo, es más, con sólo mirar un único armario, te das cuenta que hay ropa para vestirnos años... años... y años. Si ahora mismo se dejara de fabricar ropa, seguiríamos tendiendo toneladas de prendas en el mundo para vestirnos décadas.



Con el cruce de estos dos puntos, se me ocurrió "La Ropateca. El Armario de la Comunidad"



¿Te imaginas un armario en tu ciudad, abierto, para coger todo lo que necesites, cuando lo necesites? 


Se nutre de la ropa de todos los ciudadanos, de lo que dejamos ir porque ya no lo necesitamos. Lo dejamos ir sin miedo, sin arrepentimiento, sin dudar un momento de que lo echaremos de menos, porque siempre encontraremos opciones. Dejamos ir lo que ya no nos representa, lo que ya no nos vale... y nos llevamos lo que está en consonancia con nuestra identidad y lo que nos queda como un guante.


¿Qué pasa con aquellos eventos como una ceremonia? Completar un look para usarlo un único día. Podemos estar por encima de la moda, pero hay costumbres culturales que si las mirase desde algún extraño lugar del Universo, me parecerían hasta tiernas, como el acto de ponerse bello (como los pájaros atusan sus más coloridas plumas) para un momento especial. Si no quisiera consumir más, pero quisiera algo "nuevo", iría a La Ropateca. 


Si todo lo que no necesitamos, está en el Armario de la Comunidad, ¿te imaginas como de despejado estará el armario de tu casa?. Yo sí y siento ligereza. Claridad. Siento libertad, como que si tuviera que moverme no me atase nada (...).


Aquí lo dejo. 


¡Qué terapéutico es escribir! Aunque estoy algo oxidada, me ha gustado este viaje que ha comenzado en torno a las 17h, diseñando el logo para esta loca idea, hasta ahora, las 18.17h terminando de escribir estas palabras. 



No hay comentarios