SLIDER

Un nuevo mundo. Los bancos.

Si quieres enriquecerte, enriquece a otros.

Enfrentando uno de mis puntos débiles, las finanzas personales, he cerrado los ojos y lo primero que se me ha venido a la mente ha sido el recuerdo de un día en una clase de Feng Shui; un curso que hice hace años.

Tenía una compañera jubilada que había desempeñado algún cargo público. Creo que era de pensamiento azul aunque mostraba respeto y admiración por Felipe González y he aquí una reflexión de él que desde los 90 ella no ha olvidado y yo tampoco desde que pronunció sus mismas palabras: “No se trata de dividir el pastel, si no de hacerlo más grande”.

Inspirador. Tanto que me he dejado llevar y he imaginado cómo aquellos que más en contacto están con el dinero, los bancos, deciden colaborar entre sí para el renacer de una España más grande, donde por supuesto, todo el pueblo se remanga para ponerse también manos a la obra con un compromiso que es de todos los Ciudadanos. Y es que ahora, los Bancos imparten Formaciones sobre cómo Enriquecerse y Enriquecernos entre Todos. Formaciones aptas para todos los públicos. Hay cosas que no han cambiado, como estar suscrito o el tener tu nómina en determinada identidad para obtener dichas formaciones gratuitas. La única competencia que existe entre los Bancos es ganar el primer puesto sobre cuál es el que consigue enriquecer más a sus clientes gracias a sus formaciones, pues saben que si los clientes se enriquecen, ellos también. Relaciones win-win ó todo lo que no das, te lo quitas.

DESDE LA INFANCIA

Los valores afines crean alianzas. Así algunos Formadores de algunos Bancos, se desplazan a los Jardines de Infancia con los que tienen sinergias. Desde pequeños se educan financieramente mediante algunos cursos monográficos como:
  • Primeras relaciones con el dinero. Qué es el Dinero y qué es la Riqueza

  • Metodología del Ahorro.

  • Comprar.

  • Gastar o Invertir.

  • Tipos de Deuda.

  • Consciencia sobre los Impuestos I

POSTERIOR A LA INFANCIA

El infante ya puede abrir su cuenta del banco pues hasta los 16 años no se requiere el ingreso de nómina para continuar aprendiendo sobre la Riqueza. Adquirido su diploma de conocimiento de los cursos anteriores, pueden acceder a otros monográficos como:
  • Plan económico para conseguir tus objetivos

  • Productos bancarios: Cuentas corrientes, remuneradas, depósitos a plazo fijo… y Tipos de Interés.

  • El Valor. Saber cómo y cuánto cobrar por un servicio o bien producido.

  • Cómo Negociar.

  • Autonomía y Libertad Financiera. (Han cambiado las reglas del Autónomo. Próximamente en otro artículo.)

  • Inversiones I

  • Ingresos Pasivos I

  • Consciencia sobre los Impuestos II

  • Arruinarse y el Ave Fénix. Sólo disponible en los Bancos más disruptivos. Si una formación está en otro banco en el que no estás suscrito, se abona; a no ser que tu banco apueste por ti y se haga cargo de los gastos. Dar y Recibir. Dar y Recibir. Dar y Recibir.

FORMACIONES NO SUBVENCIONADAS

Como siempre, el buen trabajo y la disposición se recompensa así como las mejores lecciones tienen su precio. Los siguientes niveles de estas formaciones tienen un coste elevado, pero nuestros jóvenes ya han comprendido el concepto de Inversión. Si bien es cierto que cada banco tiene sus propias estrategias para motivar a sus clientes: gymkanas (sí, sí, el banco propone metas y objetivos como juegos divertidos ya sean individuales o grupales), programas de incentivos y otros regalos canjeables en lo que uno desee. Lo más común es canjearlo por esas valiosas formaciones para el que quiera ir más allá. Aprender, sin duda, es nuestro mejor premio. En este nivel se encuentran las siguientes formaciones.
  • Inversiones II

  • Ingresos Pasivos II

  • Maestría en Libertad Financiera.
Uno puede conseguir la Maestría y no dedicarse a ello, pero sí ser reconocido como maestro y ser visitado en su casa o plazas del conocimiento por jóvenes ávidos de saber, tal como ya contaba en este artículo sobre la Educación. Porque como maestro, comprende que compartir saber es dar, y Dar es Recibir.

FORMACIÓN PARA AUTÓNOMOS

Sí puedo adelantar que empresas físicas tal como las conocemos han disminuido, sólo existen fábricas y aquellas que necesitan una infraestructura. Así que el nuevo paradigma laboral se resume en puestos de trabajos deslocalizados y sin horarios. Aunque siguen existiendo las nóminas en las fábricas, lo habitual ahora es que te paguen por proyecto y/o resultado. Los bancos se han adaptado a la nueva situación y han añadido a su catálogo de cursos formaciones específicas, aunque básicas, sobre Fiscalidad, Contabilidad y Facturación, entre otros. Son formaciones básicas porque ya está muy interiorizada la idea de que uno cobra por lo que sabe hacer y las tareas administrativas las subcontrata. En los mismos bancos proporcionan también contactos de Gestores que pueden ayudarte a llevar dichas tareas.

PROGRAMAS PARA INDIGENTES

En el sueño de una España más grande se han desarrollado programas para poner fin a la Indigencia. Aunque no los conozco muy en detalle, básicamente lo que realizan es dar un hogar provisional en pisos que son propiedad de los bancos a cambio de asistir a unas formaciones sobre riqueza (equivalentes a las impartidas en el jardín de infancia) y realizar servicios sociales. Sí que me impactó que además de la formación tienen unas sesiones individuales donde transforman la pobreza interior para para proyectar abundancia. Usan como herramienta únicamente la conversación creando nuevos caminos en la psique.

CORRUPCIÓN Y PROGRAMAS DE COMPENSACIÓN

Como en el programa anterior, sólo conozco algunos puntos superficiales. Aquellos que delinquen con el dinero de todos ya no despiertan rencor si no compasión. Hay ricos pobres, de pobreza no material si no espiritual. Lo que es de todos siempre quedará aquí, proteger tanto el patrimonio personal es un signo de inseguridad además de añadir un estrés por mantener algo que tras unos años, cuando te marches del mundo, no podrás llevártelo contigo. La cárcel como castigo quedó desfasada en estos casos. En su lugar existen los Programas de Compensación. No reciben formación dado que el perfil de los que delinquen suelen tener un buen grado de conocimiento en materia de dinero; la avaricia les ha separado de la comunidad. Por tanto, además de compensar su infracción mediante servicios sociales hasta subsanar el perjuicio reciben también sesiones individuales así como grupales para transformar la pobreza interior y restablecer los lazos con la comunidad. En algunos casos, estos programas son muy similares a los Programas para Indigentes.

Latiendo entre líneas, cierro estos párrafos recordando aquello que muchas veces hemos escuchado y que dice así:

“Compartir multiplica”.



Un Nuevo Mundo. Los bancos.

Gemma Sierra

gemmasierra-nuevo.mundo-bancos




No hay comentarios

Publicar un comentario

© Gemma Sierra • Theme by Maira G.